Educación inclusiva y accesibilidad

Por qué debes aprender sobre accesibilidad

Si eres o quieres ser docente seguramente estarás escuchando términos como accesibilidad universal, DUA-A, programaciones multinivel, feedback… y otros muchos que en ocasiones no sabes muy bien a qué se refieren.

Todos estos términos están relacionados con la Educación Inclusiva, y por tanto como docente es indispensable que los conozcas, sepas cuáles son sus implicaciones y las forma de reflejarlos en tu programación y en tu aula.

El enfoque inclusivo es fundamental en la escuela actual y es el que recoge la normativa (por ejemplo se han publicado decretos de Inclusión en la Comunidad Valenciana y en Castilla-La Mancha).

Vimos la semana pasada los 10 aspectos que deben tenerse en cuenta en una tutoría inclusiva, vamos a analizar hoy qué es la accesibilidad y cómo tenerla en cuenta en nuestra programación y pronto hablaremos del Diseño Universal de Aprendizaje (DUA), un enfoque con cada vez más protagonismo en el sistema educativo.

Vayamos ahora a aprender más sobre la accesibilidad.

Atención a la accesibilidad en la educación inclusiva

Empecemos recordando qué entendemos por Inclusión Educativa.

De acuerdo con la definición de la Unesco de 2015 podemos definirla como un proceso orientado a responder a la diversidad de los estudiantes incrementando su participación y reduciendo la exclusión en y desde la educación.

Se relaciona con la presencia, participación y los logros de todo el alumnado, con especial énfasis en aquellos que, por diferentes razones, están en situación de mayor vulnerabilidad.

De acuerdo con el enfoque inclusivo, que centra la mirada en el contexto y no en el alumno, debemos identificar qué características de este pueden suponer, por su rigidez y su falta de flexibilidad, barreras de cualquier tipo para los alumnos.

Una de las primeras actuaciones que deberemos llevar a cabo para garantizar el derecho a una educación inclusiva de todos nuestros alumnos será prestar atención a todos los procesos, materiales y recursos para identificar de qué modo pueden estar suponiendo una dificultad para ellos y modificarlos para evitarlo.

Es decir, vamos a convertir contextos discapacitantes en accesibles.

La accesibilidad es la condición que permite que los entornos, servicios, programas y herramientas educativas puedan ser utilizados por cualquier persona, independientemente de sus limitaciones funcionales, género, edad o cultura y puedan estar presentes, participar y aprender, sin necesidad de adaptaciones.

Analicemos a continuación cómo se configura la accesibilidad universal, a través de garantizar varios tipos de accesibilidad que se complementan entre sí: la accesibilidad física, sensorial, cognitiva y también emocional.

Conozcámoslas.

Accesibilidad física

La accesibilidad física implica que las personas puedan desplazarse, llegar a los sitios, estar fácilmente en ellos, participar en las actividades, etc. Así como utilizar los objetos de forma cómoda.

Es necesario repensar todos los espacios que utilizan los alumnos: aulas, patios, comedor, laboratorios, talleres.. y también los que se vayan a utilizar en actividades complementarias o extraescolares fuera del centro.

Algunas ideas para comprobar si los espacios de tu aula, los que describes en tu programación, son físicamente accesibles:

  • ¿Hay alguien en tu clase que tenga dificultades para desplazarse, llegar, entrar y permanecer en los diferentes lugares de manera cómoda?
  • ¿Alguien de tu clase tiene dificultades físicas para participar en las actividades?
  • ¿Todo tu alumnado puede coger y manipular objetos cómodamente?
  • ¿Se favorece un entorno en el que el alumnado con alguna discapacidad pueda tener la máxima autonomía?
  • ¿Hay alguna cuestión de ergonomía que pueda suponer una barrera para algún alumno o alumna de tu clase?
  • ¿Alguien en tu clase tiene problemas para participar en las actividades o tener el material necesario por cuestiones económicas?
  • ¿Hay alguien que tenga problemas de salud que le dificultan o impide participar en las actividades (asma, alergias, etc)?

Una vez que tengas las respuestas reflexiona sobre cómo mejorar la accesibilidad física y conseguir que no suponga una barrera.

Accesibilidad sensorial

Mejorar la accesibilidad sensorial trata de facilitar que las personas con determinadas condiciones que tienen que ver con los sentidos (visión: ceguera, baja visión, daltonismo; y/o audición: sordera o problemas de audición) puedan acceder a la información que les permita desenvolverse con más autonomía, manipular objetos y realizar actividades que de otra manera resultarían muy difíciles o incluso imposibles.

Para identificar estas posibles barreras ten en cuenta:

  • ¿Hay alguien que tenga dificultades para acceder, a través de los sentidos, a la información necesaria para realizar actividades, manipular objetos y desplazarse por los entornos?
  • ¿Alguien en tu clase tiene problemas de audición?
  • ¿Alguien en tu clase tiene problemas de visión (ceguera, baja visión, daltonismo, etc)?
  • ¿Alguien en tu clase presenta hipo o hipersensibilidades sensoriales?
  • ¿El sistema que anuncia el cambio de clase es perceptible por todo el alumnado?

Son recursos para mejorar la accesibilidad sensorial:

  • Cuida la organización del espacio, la iluminación y controla el nivel de ruido.
  • Procura que hay limpieza y orden. Crea un rincón para la autoregulación.
  • Utiliza múltiples formatos para presentar la información: oralmente, texto escrito, gestualidad, imágenes…
  • Utiliza las opciones de accesibilidad de los dispositivos electrónicos: aumentar el tamaño de la tipografía, emplear tipos sin serifa, cuida los contrastes, amplía la pantalla, etc.
  • Existen aplicaciones para convertir texto a voz y al contrario, para poner subtítulos a vídeos, lectores de pantalla, audiodescriptores, teclados adaptados, traductores de lengua de signos, etc.
  • Utiliza textos en braille, materiales con relieve, o ayudas óptimas cuando sea necesario.

Accesibilidad cognitiva

Se relaciona con las limitaciones en la comprensión, memoria y atención como pueden ser las dificultades en la lectoescritura, o la incapacidad para recordar o concentrarse cuando hay una gran cantidad de información.

Seguro que ya piensas en algunos de tus alumnos y en cómo podrían beneficiarse con las soluciones de accesibilidad cognitiva.

Reflexiona sobre aspectos como:

  • ¿Tu alumnado entiende las actividades, comprende lo que pasa en el aula y sabe utilizar los materiales necesarios para realizar actividades?
  • ¿Las actividades son predecibles? ¿sabe tu alumnado lo que va a hacer y lo que se le va a pedir?
  • ¿Tu alumnado entiende lo que va a ocurrir a lo largo de la semana y cada día? ¿el tiempo/horario y actividades están visibles?
  • ¿Las actividades están adecuadas a los distintos niveles de comprensión de tu alumnado?
  • ¿Los materiales y el contenido de la actividad tienen en cuenta la perspectiva de género? ¿y las diferencias culturales?
  • ¿Hay algunos conocimientos básicos necesarios que no tienen adquiridos algunos de tus alumnos o alumnas?
  • ¿Utilizas textos con distintos niveles de vocabulario y de comprensión lectora adecuados a los distintos niveles de tu alumnado?
  • ¿Utilizas formatos complementarios de presentación de la información (visual, auditivo, gestual, digital, etc)?
  • ¿Utilizas distintas formas de evaluar?

Algunas recomendaciones para mejorar la accesibilidad cognitiva de tu aula:

  • Estructura y planifica el espacio, la distribución de los diferentes rincones de trabajo, la ubicación de las mesas, la luz, la temperatura y el ruido.
  • Usa colores, pictogramas y otros recursos visuales para diferenciar los espacios de trabajo y facilitar la comprensión de las tareas que se realizarán en ellos.
  • Busca el lugar más adecuado para cada alumno, cerca de la puerta si tiene problemas de movilidad, cerca de la pizarra si le facilitar la comprensión de la información recogida en ella, etc.
  • Ordena el material con sistemas simples y de forma fácilmente accesible a los alumnos.
  • Diversifica las opciones de los trabajos y las tareas a realizar para responder a las diferentes necesidades. No te olvides de adaptar las pruebas de evaluación.

También puedes facilitar la accesibilidad cognitiva con tu actitud:

  • Usa un lenguaje sencillo y claro. Remarca conceptos importantes, comprueba el grado de comprensión.
  • Escucha y deja tiempo para responder.
  • Utiliza diferentes recursos: voz, gestos, recursos digitales, textos, imágenes…
  • Promueve el apoyo mutuo.
  • Respeta los ritmos de trabajo.
  • Innova para superar barreras.
  • Reconoce y valora a todos los alumnos.
  • Sé paciente y previsible, sé tolerante con el error.

Algunas técnicas específicas para mejorar este tipo de accesibilidad son la Lectura fácil y el uso de imágenes y pictogramas.

Accesibilidad emocional

En ocasiones será por la propia historia personal o escolar, por las expectativas o por dificultades en las relaciones personales, entre otros aspectos, por los que los alumnos pueden encontrar limitaciones en el contexto.

Necesitamos crear entornos donde los alumnos se sientan seguros, competentes y acogidos y se favorezca la participación y ayuda entre iguales.

Un entorno emocionalmente accesible será aquel que proporcione oportunidades de éxito académico para todos los alumnos, que considera el error una oportunidad de aprendizaje, que tiene altas expectativas de todos sus alumnos, que es exigente porque espera desarrollar al máximo el potencial de cada uno.

Algunos aspectos a valorar:

  • ¿Tu alumnado se siente capaz de realizar las actividades que se proponen en clase?
  • ¿El diseño o los requisitos de la materia pueden hacer que algún alumno o alumna se sienta especialmente inseguro?
  • ¿Se favorece un entorno en el que todo tu alumnado pueda tener la máxima autonomía?
  • ¿Tu alumnado sabe utilizar adecuadamente los materiales y recursos del aula?
  • En tu clase. ¿quién tiene una historia de fracaso escolar?
  • ¿Alguien en tu clase está viviendo una situación familiar o personal que pueda suponer una barrera emocional para el aprendizaje y la participación?
  • Si llega un alguien nuevo al grupo ¿cuentas con un protocolo de acogida?
  • ¿Todo tu alumnado conoce y entiende las normas de convivencia de clase?
  • ¿Alguien en tu clase siente que no encaja en el grupo o se siente fuera de lugar?

¿Y cómo lo utilizo en las oposiciones?

Si eres lector de mi blog sabes que creo que la mejor forma de prepararse para aprobar las oposiciones es aprendiendo a ser mejor maestro.

Como te decía en la introducción un docente actualmente necesita conocer y dominar los conceptos y estrategias necesarios relacionados con la educación inclusiva.

Revisa el tema de Atención a la Diversidad para asegurarte que responde a este enfoque inclusivo, añade la importancia de cambiar el paradigma, de detectar barreras, de adaptar el entorno escolar y los procesos de enseñanza para que sean accesibles tanto física, como sensorial, cognitiva y emocionalmente.

Revisa tu programación, sigue las recomendaciones sobre accesibilidad y utiliza las preguntas que te permitirán saber si estás programando de forma accesible, explícalo al hablar de los principios pedagógicos, inclúyelos en la metodología, en los recursos, en la evaluación.

Y por supuesto ten en cuenta la accesibilidad cuando resuelvas el supuesto práctico.

Como sabes es muy probable que incluyan alguna situación en la que es necesario dar una respuesta educativa adecuada a un alumno con necesidades educativas especiales. Comienza analizando si se han identificado y eliminado barreras, si se han tomado medidas para hacer el entorno accesible… y propón las que consideres más adecuadas si todavía no se ha hecho.

Como ves conocer los diferentes tipos de accesibilidad y algunas estrategias para hacer una escuela más accesible te será muy útil, y es un tema muy interesante para seguir aprendiendo.

Foto del autor

Ester Álvarez

Inspectora de Educación GVA. Convencida de que la Inspección es un factor de mejora del sistema educativo y de que la innovación es necesaria para adaptar la escuela a la sociedad del siglo XXI. Co-fundadora de la asociación de Inspectoras e Inspectores para una Nueva Educación, Insnovae. Coordinadora de la Xarxa 2030. Coordinadora del grupo Atlántida de Alicante.

4 comentarios en «Educación inclusiva y accesibilidad»

  1. Hola Ester,
    Primero quiero felicitarte por la labor tan esencial que haces al compartir toda esta información, de verdad. MUCHAS GRACIAS
    Llevo días leyendo sobre el DUA-A, al parecer hace referencia a la accesibilidad del aprendizaje, ¿verdad? Pero me confundo con el DUA (Diseño Universal para el Aprendizaje). ¿No se supone que el DUA ya es accesible? ¿Qué diferencia existe entre DUA y DUA-A?

    No he visto que el DUA-A haga referencia a múltiples formas de implicación, representación y acción y expresión, sino más bien se centra en la accesibilidad física, sensorial, cognitiva y emocional. ¿Estoy en lo cierto?
    Por tanto, mi pregunta es: a la hora de mencionar el DUA, ¿con cuál me quedo, DUA o DUA-A, sabiendo que sobre este último existe una guía en la Comunidad Valenciana? (comunidad por la que oposito…)
    muchas gracias de nuevo, es un placer leerte.

    Rita

    Responder
    • Hola Rita, me alegra que el blog te sirva de ayuda, gracias por tu comentario.

      El DUA-A es el modelo por el que ha optado la administración de la comunidad valenciana por lo que es conveniente referirse a él, se trata de una serie de recomendaciones para llevar a la práctica del aula los principios del DUA centrándose en la accesibilidad de las propuestas y recursos didácticos más que en el diseño de las actividades o en el uso de tecnología.

      Pero si te sientes más cómoda con el DUA, con más facilidad para explicarlo o con más recursos tampoco tengas problema ya que no hay un modelo obligatorio.

      Responder

Deja un comentario