Estructura del currículo LOMLOE

En qué se diferencia el currículo LOMLOE de los anteriores

Aunque ya llevamos un tiempo escuchando la nueva terminología LOMLOE todavía crea bastante confusión e inseguridad tener que programar y que actualizar los documentos de centro a la nueva nomenclatura. Siempre cuesta acostumbrarse a los cambios, es normal.

Ya hemos hablado en otros post de cuáles son los nuevos elementos curriculares y cómo se definen, también del proceso de concreción curricular con sus nuevos documentos, así que no vamos a repetir aquí las definiciones, pero si veremos algunas pistas que nos ayuden a manejarnos mejor con estos nuevos elementos.

Además vamos a ocuparnos de un aspecto muy importante y al que me parece que se presta poca atención: a la estructura del currículo, o dicho de otra manera a cómo se relacionan estos elementos curriculares entre sí.

Para este post he utilizado las definiciones

Elementos del currículo LOMLOE

El currículo, estrictamente hablando, aparece en la LOE definido como el conjunto de competencias, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación de cada una de las enseñanzas reguladas en la presente Ley, en el caso de la FP se añaden los resultados de aprendizaje.

Pero además de esos elementos desde la publicación de la LOMLOE estamos escuchando hablar de otros elementos que si bien no forman parte estrictamente del currículo aparecen íntimamente relacionados, de forma que se amplía un poco el número de elementos a tener en cuenta:

  • Objetivos y competencias clave.
  • Perfil de salida.
  • Competencias específicas.
  • Saberes básicos (o contenidos).
  • Criterios de evaluación.
  • Situaciones de aprendizaje.

Los que nos resultan más novedosos son el perfil de salida y las competencias específicas, el resto: competencias clave, saberes básicos y criterios de evaluación son prácticamente iguales a los que teníamos en el currículo anterior, aunque a los saberes básicos los denominábamos “contenidos”.

El Perfil de salida sí que es un elemento nuevo en el nuevo marco curricular establecido por la LOMLOE y además tiene un papel importante en el cambio que se busca con la nueva reforma.

Cómo ya hemos comentado en otros post el perfil de salida «identifica y define, en conexión con los retos del siglo XXI, las competencias clave que el alumnado debe haber desarrollado al finalizar la educación básica, e introduce orientaciones sobre el nivel de desempeño esperado al término de la Educación Primaria y Secundaria”.

Si bien esta es la definición en la práctica el perfil de salida es el conjunto de descriptores de las competencias clave, lo que lo hace un documento muy útil porque nos ayuda a comprender en qué consiste exactamente desarrollar las competencias clave de nuestros alumnos.

El perfil de salida describe lo que se pretende conseguir con la educación básica, por lo que es un referente que todo docente debe conocer ya que será hacia donde deberá dirigir su tarea educativa.

Lo encontramos en el anexo I de los reales decretos de enseñanzas mínimas y es común para todo el estado español. Para cada competencia se establecen una serie de descriptores (entre 3 y 5) diferenciando los que se deben haber logrado al terminar Primaria y la enseñanza básica.

Para que te hagas una idea te dejo los descriptores operativos de la competencia lingüística:

Al completar la Educación Primaria, el alumno o la alumna…Al completar la enseñanza básica, el alumno o la alumna…
CCL1. Expresa hechos, conceptos, pensamientos, opiniones o sentimientos de forma oral, escrita, signada o multimodal, con claridad y adecuación a diferentes contextos cotidianos de su entorno personal, social y educativo, y participa en interacciones comunicativas con actitud cooperativa y respetuosa, tanto para intercambiar información y crear conocimiento como para construir vínculos personales.CCL1. Se expresa de forma oral, escrita, signada o multimodal con coherencia, corrección y adecuación a los diferentes contextos sociales, y participa en interacciones comunicativas con actitud cooperativa y respetuosa tanto para intercambiar información, crear conocimiento y transmitir opiniones, como para construir vínculos personales.
CCL2. Comprende, interpreta y valora textos orales, escritos, signados o multimodales sencillos de los ámbitos personal, social y educativo, con acompañamiento puntual, para participar activamente en contextos cotidianos y para construir conocimiento.CCL2. Comprende, interpreta y valora con actitud crítica textos orales, escritos, signados o multimodales de los ámbitos personal, social, educativo y profesional para participar en diferentes contextos de manera activa e informada y para construir conocimiento.
CCL3. Localiza, selecciona y contrasta, con el debido acompañamiento, información sencilla procedente de dos o más fuentes, evaluando su fiabilidad y utilidad en función de los objetivos de lectura, y la integra y transforma en conocimiento para comunicarla adoptando un punto de vista creativo, crítico y personal a la par que respetuoso con la propiedad intelectual.CCL3. Localiza, selecciona y contrasta de manera progresivamente autónoma información procedente de diferentes fuentes, evaluando su fiabilidad y pertinencia en función de los objetivos de lectura y evitando los riesgos de manipulación y desinformación, y la integra y transforma en conocimiento para comunicarla adoptando un punto de vista creativo, crítico y personal a la par que respetuoso con la propiedad intelectual.
CCL4. Lee obras diversas adecuadas a su progreso madurativo, seleccionando aquellas que mejor se ajustan a sus gustos e intereses; reconoce el patrimonio literario como fuente de disfrute y aprendizaje individual y colectivo; y moviliza su experiencia personal y lectora para construir y compartir su interpretación de las obras y para crear textos de intención literaria a partir de modelos sencillos.CCL4. Lee con autonomía obras diversas adecuadas a su edad, seleccionando las que mejor se ajustan a sus gustos e intereses; aprecia el patrimonio literario como cauce privilegiado de la experiencia individual y colectiva; y moviliza su propia experiencia biográfica y sus conocimientos literarios y culturales para construir y compartir su interpretación de las obras y para crear textos de intención literaria de progresiva complejidad.
CCL5. Pone sus prácticas comunicativas al servicio de la convivencia democrática, la gestión dialogada de los conflictos y la igualdad de derechos de todas las personas, detectando los usos discriminatorios, así como los abusos de poder, para favorecer la utilización no solo eficaz sino también ética de los diferentes sistemas de comunicación.CCL5. Pone sus prácticas comunicativas al servicio de la convivencia democrática, la resolución dialogada de los conflictos y la igualdad de derechos de todas las personas, evitando los usos discriminatorios, así como los abusos de poder, para favorecer la utilización no solo eficaz sino también ética de los diferentes sistemas de comunicación.

Como cada competencia tiene entre 3 y 5 descriptores el perfil de salida en definitiva sería el conjunto de descriptores de las 8 competencias clave para cada una de las etapas:

CCLCPSTEMCDCPSAAACCCECCEC
CCL1
CCL2
CCL3
CCL4
CCL5
CP1
CP2
CP3
STEM1
STEM2
STEM3
STEM4
STEM5
CD1
CD2
CD3
CD4
CD5
CPSAAA1
CPSAAA2
CPSAAA3
CPSAAA4
CPSAAA5
CC1
CC2
CC3
CC4
CE1
CE2
CE3
CCEC1
CCEC2
CCEC3
CCEC4

Una vez establecidos los objetivos de la etapa y el perfil de salida encontramos las áreas (en Primaria) y las materias (en secundaria y bachillerato). Para cada una de ellas se establecen competencias específicas, saberes básicos y criterios de evaluación.

Estos serían los elementos prescriptivos del currículo.:

  • Competencias específicas: desempeños que el alumnado debe poder desplegar en actividades o en situaciones cuyo abordaje requiere de los saberes básicos de cada área o ámbito.
  • Criterios de evaluación: referentes que indican los niveles de desempeño esperados en el alumnado en las situaciones o actividades a las que se refieren las competencias específicas de cada área en un momento determinado de su proceso de aprendizaje
  • Saberes básicos: conocimientos, destrezas y actitudes que constituyen los contenidos propios de un área o ámbito y cuyo aprendizaje es necesario para la adquisición de las competencias específicas.

Los métodos pedagógicos, aunque se incluyen en la definición de currículo no se imponen de forma prescriptiva.

De hecho las famosas situaciones de aprendizaje que aparecen en un anexo de los reales decretos de enseñanzas mínimas no son norma básica.

Se definen como: «situaciones y actividades que implican el despliegue por parte del alumnado de actuaciones asociadas a competencias clave y competencias específicas y que contribuyen a la adquisición y desarrollo de las mismas».

Pero de las situaciones de aprendizaje hablaremos en otros post.

Cómo se relacionan los elementos del currículo entre sí

Para explicarlo voy a partir de una gráfica utilizada por Lucio Calleja del MEFP en alguna de las charlas que se han difundido para dar a conocer el cambio curricular (si te interesa el tema te recomiendo ver esta charla del nuevo marco curricular).

En el nivel más alto encontramos tres elementos: los objetivos de la etapa, las competencias básicas y el perfil de salida.

Están al mismo nivel porque en realidad son tres formas diferentes de decir lo mismo: hacia dónde tenemos que orientar el proceso educativo, qué queremos conseguir, qué logros queremos que alcancen los alumnos.

  • Los objetivos están expresados para cada etapa, como siempre. Como su nombre indica es aquello que queremos conseguir, lo que se espera que los alumnos hayan logrado al finalizar el proceso educativo en cada una de las etapas.
  • Las competencias clave, como sabes porque ya llevan tiempo en nuestro ordenamiento, son “desempeños” que se consideran imprescindibles para que los alumnos puedan seguir con éxito su desarrollo formativo y personal. Son ocho y cada una de ellas nos describe qué logros se esperan en un ámbito concreto, por qué son necesarios y qué se espera que el alumno pueda conseguir con ellos.
  • Perfil de salida, no es más que una concreción de dichas competencias. El perfil de salida está constituido por una serie de descriptores para cada competencia de manera que nos sirven para comprobar de forma más precisa si el alumno ha alcanzado el nivel de desarrollo esperado para cada competencia en cada etapa de la educación básica (Primaria y Secundaria).

Como ves son tres elementos pero en realidad hablan de lo mismo o describen lo que se espera del sistema educativo de diferentes maneras.

Van arriba de todo porque es lo que queremos conseguir, hacia donde debemos orientar nuestra labor educativa:

A continuación nos encontramos ya con las diferentes áreas (en Infantil y Primaria) o materias (Secundaria). 

Lógicamente el trabajo en cada de unas de las materias deber ir orientado a conseguir ese nivel superior que hemos descrito antes.

En cada área/materia tenemos:

  • Competencias específicas del área o materia. Como hemos dicho son desempeños que los alumnos deben saber realizar utilizando los saberes básicos de la materia. Son el nexo de unión entre los saberes de las diferentes materias y las competencias clave. A medida que el alumno va logrando las competencias específicas de cada materia va añadiendo una pieza en el puzzle de las competencias clave.
  • Criterios de evaluación que nos permiten comprobar el grado de adquisición de las competencias específicas (son por tanto concreciones de las competencias específicas).
  • Saberes esenciales de la materia ordenados en bloques (algunos saberes están directamente relacionados con alguna de las competencias específicas y otros son más transversales en la materia).

El trabajo coordinado de todas las materias permitirá que el alumno alcance el desarrollo esperado de las competencias, que recordemos están descritas en el perfil de salida. Las he representado como columnas porque todas hacen falta para lograr los objetivos/competencias clave/perfil de salida de la etapa.

Imagina el currículo como un puzzle, al que cada área/materia aporta una serie de piezas. Si desde cada área se aportan todas las que le corresponden (competencias específicas y saberes básicos) al finalizar la etapa el puzzle se habrá completado, y se habrán desarrollado las competencias clave correspondientes y por tanto conseguido los objetivos de la etapa y completado el perfil de salida del alumno.

A su vez conseguir estos elementos requiere las aportaciones de todas las áreas/materias.

Por tanto a la hora de programar el profesor tiene que manejar los elementos de su área/materia sin que necesite tener tan presentes los elementos generales como son los objetivos y las competencias clave, ya que el trabajo de relacionar su materia con estos lo han realizado previamente los diseñadores del currículo.

Finalmente el profesor deberá diseñar situaciones de aprendizaje que permitan a los alumnos conseguir las competencias específicas de la materia (y a través de ellas las competencias clave como ya hemos explicado). Para ello deberá seleccionar los saberes esenciales que considere necesarios y adecuados para resolver los retos propuestos, realizar las tareas elegidas o elaborar los productos finales de un determinado proyecto.

Estas situaciones de aprendizaje podrán involucrar una o más áreas/materias, de hecho idealmente deberían ser interdisciplinares, en ellas se apoyan las áreas para conseguir los objetivos.

Cómo se evalúa en el nuevo currículo

Como todo proceso educativo nos quedará realizar la evaluación, tanto de lo aprendido por los alumnos como del funcionamiento del propio proceso de enseñanza.

Para evaluar los aprendizajes utilizaremos los criterios de evaluación que serán los referentes que nos permitirán valorar lo que han aprendido los alumnos, si han conseguido las competencias específicas que nos habíamos propuesto alcanzar y por tanto si están desarrollando las competencias clave tal y como los diseñadores del currículo han planificado.

Es decir, que al aplicar los criterios de evaluación para evaluar las situaciones de aprendizaje desarrolladas en el aula estamos evaluándolo todo:

  • si se desarrollan las competencias específicas del área/materia.
  • Si se alcanzan las competencias clave.
  • Si vamos avanzando hacia el logro de los objetivos de la etapa.
  • Si el alumno va construyendo el perfil de salida que corresponde a la etapa.

Fíjate que en el currículo los criterios de evaluación ahora están en relación con las competencias específicas (no con los contenidos).

¿Ves?, no es tan difícil ni tan diferente del currículo que ya conocemos. En realidad es solo un paso más hacia la enseñanza competencial, que busca un aprendizaje más significativo donde los contenidos no tienen solo el valor que les corresponde como saberes importantes en nuestra cultura, esenciales para el desarrollo futuro del alumno, sino que además son útiles para él, significativos, comprende para qué sirven, por qué le interesa aprenderlos, le permiten alcanzar otros objetivos y saberes en un proceso de aprendizaje permanente que en definitiva es el que nos toca hacer a todos a lo largo de la vida.

Espero que te haya ayudado un poco a entender mejor el cambio curricular, y a perderle el miedo. No es tanto algo radicalmente nuevo como una evolución hacia una forma de enseñar más competencial para lo que el currículo nos ofrece dos nuevas herramientas, dos muletas: las competencias específicas y el perfil de salida.

En otro post veremos cuál es la secuencia de programación con este nuevo modelo.

Si tienes dudas utiliza los comentarios, haciéndonos preguntas y buscando sus respuestas aprendemos todos.


Otros post que te ayudarán con el currículo LOMLOE:

Foto del autor

Ester Álvarez

Inspectora de Educación GVA. Convencida de que la Inspección es un factor de mejora del sistema educativo y de que la innovación es necesaria para adaptar la escuela a la sociedad del siglo XXI. Co-fundadora de la asociación de Inspectoras e Inspectores para una Nueva Educación, Insnovae. Coordinadora de la Xarxa 2030. Coordinadora del grupo Atlántida de Alicante.

16 comentarios en «Estructura del currículo LOMLOE»

  1. Hola Ester,
    sóc estudiant d’oposicions i els teus articles m’estan ajudant moltíssim a entendre millor la nova normativa. Ja m’agradaria que els temaris d’oposicions que circulen foren la meitat de acurats i estigueren tan ben explicats. Només volia agrair-te el teu treball i animar-te perquè segur que estas ajudant a molta més gent. Gràcies!

    Responder
  2. Hola! Dices que los objetivos de aprendizaje se sacan fácilmente de los criterios de evaluación y ¿no sería mejor de los descriptores de cada uno de esos criterios?
    Muchas gracias por tu ayuda por tu web estoy preparando oposiciones a Secundaria y me es de mucha utilidad.

    Responder
    • Hola, sí efectivamente, si en tu comunidad se han publicado descriptores, como concreciones de los criterios de evaluación te ayudarán a redactar objetivos didácticos mucho más específicos.

      En mii comunidad no se han publicado por lo que no había hecho referencia a ellos, así que me ha venido muy bien tu pregunta, gracias por hacerla.

      Me alegra mucho que el blog te ayude a aclararte con la normativa, ¡ánimo con las oposiciones!

      Responder
  3. Hola, el RD157/2022 establece en el artículo siete unos objetivos generales de etapa, en concreto 14 (de la a a la n).
    Del mismo modo el D106/2022 marca 17 OGE.
    Para programar utilizamos los autonómicos, no?

    Gracias de antemano

    Responder
  4. Buenas tardes,
    Los Objetivos Generales de Etapa se siguen llamando así en la Comunidad Valenciana? He visto que la normativa hace referencia como «objetivos» sin la coletilla. Gracias

    Responder
    • Hola Samia, técnicamente sí, son aquello que los alumnos deben conseguir, pero nada en la normativa se refiere a ellos de esa manera, así que creo que lo mejor es no complicarse la vida y referirse a ellas como competencias específicas y olvidarse un poco de los objetivos que ahora no aparecen en el currículo por áreas (para evitar confusiones).

      Responder
  5. ¡Hola Ester! Tengo una duda: Aquí en la Comunidad, en la etapa de Educación Infantil, ¿tenemos los elementos transversales? En el D. 100/2022 no los he visto o me los he saltado…Gracias de antemano.

    Responder
    • Hola Luisa, efectivamente no aparecen nombrados como tales, pero en realidad tampoco en el currículo de Primaria. Pero la ley sí habla de una serie de valores que deben impregnar todo el proceso educativo y yo creo que por coherencia deben trabajarse en todas las etapas. De hecho si buscas algunos de estos valores como la paz, la igualdad de género, la justifica, la reducción de desigualdades, el consumo responsable, la educación para la salud y la afectivo-sexual… verás como aparecen en las diferentes áreas también en Infantil.

      Responder

Deja un comentario