Programando con la LOMLOE (I)

Qué cambios y novedades introduce la LOMLOE en el proceso de programar

Ahora que ya hemos analizado lo que dice la normativa y lo que entendemos en la práctica sobre las situaciones de aprendizaje vamos a analizar cómo se tiene que programar con la LOMLOE.

Primero repasaremos brevemente cuál es el proceso a través del cual se concreta el currículo a nivel de centro (destacando las principales novedades que tiene el proceso de programación con la LOMLOE) para luego centrarnos en las programaciones de aula que es el documento donde se recogerán nuestras situaciones de aprendizaje.

Continuaremos aprendiendo la forma correcta de programar con la LOMLOE, veremos algunos repositorios y ejemplos de situaciones de aprendizaje y terminaremos la serie con un post son las respuestas a las dudas más habituales sobre la programación con la LOMLOE a modo de síntesis de todo lo aprendido.

Del currículum al aula

Si recuerdas el proceso de concreción curricular y los diferentes documentos de centro donde se va recogiendo esta adaptación del currículo a la realidad del centro y del aula (proyecto educativo -PEC-, programación didáctica o propuesta pedagógica, y programación de aula), sería en este último documento donde deben estar convenientemente planificadas y desarrolladas.

Como vimos al analizar los diferentes documentos donde se recoge la concreción curricular, a partir de la programación didáctica (o propuesta pedagógica en Valencia) elaborada por el ciclo (o por el departamento) cada profesor deberá diseñar la Programación de Aula correspondiente para cada uno de los grupos donde imparta docencia.

En esta imagen puedes ver una representación gráfica y repasar qué incluye cada documento (pulsa en el signo +)

Es en esta Programación de Aula donde cada profesor deberá incluir las situaciones de aprendizaje que considere más adecuadas para que sus alumnos desarrollen las competencias específicas de su área/materia.

Por tanto le corresponde a cada docente el diseño de las situaciones de aprendizaje que deberán formar parte de las unidades de programación en las que organice su programación de aula.

Programar, un trabajo en equipo

Aunque acabamos de decir que cada docente debe diseñar las situaciones de aprendizaje que formarán su programación de aula lo cierto es que conseguir llevar adelante un proyecto educativo requiere una importante coordinación docente.

De hecho la programación y la enseñanza, como destaca la propia ley, requiere la colaboración y el trabajo en equipo de todos los docentes.

Art. 91 de la LOE Funciones del profesorado: 1. Las funciones del profesorado son, entre otras, las siguientes: a) La programación y la enseñanza de las áreas, materias y módulos que tengan encomendados. b) La evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado, así como la evaluación de los procesos de enseñanza. […] 2. Los profesores realizarán las funciones expresadas en el apartado anterior bajo el principio de colaboración y trabajo en equipo.

Cada centro, en el ejercicio de su autonomía, y en función de aspectos propios de su cultura escolar, de la estabilidad de su plantilla, de la formación que hayan realizado para adaptarse a la LOMLOE, etc. habrá seguido un proceso diferente a la hora de desarrollar su concreción curricular.

Cuando mayor sea la coordinación y más se haya trabajado dicho proceso encontraremos un proyecto más completo, más detallado y más avanzado en sus propuestas.

De hecho las situaciones de aprendizaje pueden haber empezado a definirse con criterios generales en el PEC (recuerda que el PEC incluye la línea pedagógica del centro), puede que a nivel de COCOPE se hayan propuesto una serie de criterios, o prioridades, o que se hayan determinado algunos aspectos comunes que todos los departamentos o ciclos deban tener en cuenta; en las propuestas pedagógicas podemos incluso encontrar una propuesta de situaciones de aprendizaje acordadas previamente por el equipo docente o el departamento; y finalmente en la Programación de Aula (PA) deberán estar desarrolladas en todos sus elementos, es decir, además de los elementos curriculares (competencias específicas, saberes básicos y criterios de evaluación), deberán incluir las tareas y actividades propuestas, adaptaciones necesarias, instrumentos de evaluación, recursos didácticos y organizativos, etc.

Recuerda la imagen de las muñecas rusas que utilizábamos en el post sobre los niveles y documentos donde se recoge la concreción curricular de centro, vamos de los aspectos más generales (la muñeca más grande sería el PEC) hasta los más concretos, específicos para cada grupo-clase (sería la muñeca más pequeña, la programación de aula).

A mayor nivel de coordinación y colaboración entre docentes, más coherencia tendrá el proyecto educativo del centro, más adecuada será la progresión de los aprendizajes a lo largo de la etapa y más fácil será el trabajo del profesor al encontrar gran parte del diseño ya realizado quedando bajo su responsabilidad la puesta en práctica de la programación de aula teniendo en cuenta las necesidades y características de un grupo concreto.

Veámoslo con un ejemplo.

En un centro determinado de educación secundaria pueden haber seguido el siguiente proceso:

  • PEC: en el proyecto educativo, para conseguir los objetivos propuestos por el centro en función de las características y necesidades de sus alumnos, han recogido la conveniencia de que todos los primeros y segundos de la ESO trabajen por ámbitos; en tercero y cuarto cada grupo tendrá al menos un aprendizaje servicio (ApS) por trimestre en cada uno de los cuales deberán implicarse al menos dos departamentos.
  • COCOPE: los miembros de la comisión pedagógica, siguiendo los criterios del claustro, elaboran una serie de orientaciones que deberán tenerse en cuenta al diseñar las programaciones (propuestas pedagógicas) de los ámbitos y establecen unos criterios para los ApS de 3º y 4º: participarán entre 2 y 5 departamentos, deberán relacionarse con los ODS, se deben diseñar de forma progresiva o complementaria entre los dos cursos en su caso evitando que el alumnado encuentre propuestas repetidas, etc. Incluso podrían establecer algunas situaciones de aprendizaje concretas de acuerdo con los principios y valores que caracterizan al centro: Semana de la Ciencia, diseño de sistemas de ahorro de energía y reciclaje de residuos para hacer un centro sostenible, el diseño de una campaña anual de colaboración con el centro social del barrio, elaboración de un periódico o radio escolar, reforestación local en colaboración con el ayuntamiento… a propuesta de los diferentes departamentos.
  • Programación didáctica o propuesta pedagógica: a nivel de departamento (o más de uno en caso de ámbitos o proyectos interdisciplinares o de centro) se puede determinar el número y temáticas sobre las que se desarrollarán las situaciones de aprendizaje del ámbito, proyectos o ApS, temporalizarlas, determinar recursos a emplear, etc. Las situaciones de aprendizaje se esbozan o se diseñan de forma cooperativa en este nivel. Estas propuestas pueden ser estables a medio plazo, es decir, no tienen porqué ser diferentes cada curso escolar. Por ejemplo en tercero se hará un ApS sobre juegos tradicionales, uno sobre mejora de la calidad ambiental del centro y otro sobre participación del alumnado en la vida escolar; en cuarto se trabajará el consumismo en la adolescencia, se diseñará un proceso o mecanismo para la mejora de la eficacia energética y la gestión de recursos, y por último, se participará en un proceso de mejora social desde la participación ciudadana.
  • Programación de Aula: cada docente desarrolla las diferentes situaciones de aprendizaje en su aula eligiendo no solo las actividades que propondrá sino aspectos como la organización del aula, el tipo de recursos a emplear, estrategias metodológicas concretas (cómo despertará el interés de los alumnos, si utilizará o no aprendizaje cooperativo, si pedirá trabajos en papel o exposiciones orales, si elaborará o no un dossier del trabajo realizado, etc.). En este nivel además habrá que tener en cuenta la diversidad del grupo y las adaptaciones necesarias para que todos los alumnos desarrollen las competencias específicas del área o materia. 

Autoformación currículo LOMLOE: Elementos curriculares. CEFIRE GVA.

Novedades y características de la programación LOMLOE

Como ya sabes programar con la LOMLOE supone un cambio significativo respecto de la forma de programar tradicional, aquella a la que la mayoría estamos acostumbrados.

Vamos a analizar las principales novedades:

1. Partir de las competencias específicas en lugar de los contenidos

Habitualmente a la hora de programar partíamos de los contenidos (los animales, los números, el texto narrativo, el renacimiento…) y diseñábamos el proceso de enseñanza que considerábamos más adecuado para conseguir que los alumnos aprendieran los contenidos propuestos.

La LOMLOE propone como elemento esencial del proceso de aprendizaje las competencias específicas, como paso intermedio para conseguir que el alumno desarrolle las competencias clave recogidas en el perfil de salida.

Poner el foco de atención en las competencias trata de superar la enseñanza basada en la transmisión de conocimientos hacia un sistema competencial donde los alumnos desarrollen una serie de competencias, lo que supone también aprender contenidos, claro, pero ir más allá de estos.

Leer en el currículo la descripción de cada una de las competencias específicas de tu área o materia se te ayudará a entenderlas mejor. Su relación con los criterios de evaluación correspondientes a cada ciclo o nivel te ayudarán a diseñar situaciones para su desarrollo progresivo.

2. La programación incluirá situaciones de aprendizaje contextualizadas y realistas

Además de tener diferente punto de partida hay otra novedad en la programación LOMLOE: para conseguir el mencionado desarrollo de competencias es necesario una metodología activa donde los alumnos puedan desplegar actuaciones en las que ponga en relación conocimientos, destrezas y actitudes, en situaciones contextualizadas lo más realistas posible. A estas situaciones se les denomina “situaciones de aprendizaje” y obviamente van mucho más allá de poner algún ejemplo.

Ya hemos hablado anteriormente de las situaciones de aprendizaje desde el punto de vista de la normativa y de la práctica y más adelante veremos cómo diseñarlas.

Obviamente son un elemento esencial de la programación tal y como la entiende la LOMLOE.

3. La coordinación docente como elemento esencial

Un tercer elemento que caracteriza la forma de programar con la LOMLOE es la necesidad de una mayor coordinación docente.

De nuevo nos encontramos con un currículo que hay que concretar y desarrollar a nivel de centro lo que hace necesario que los equipos docentes de ciclo en Primaria y los departamentos en Secundaria se coordinen para diseñar las diferentes programaciones didácticas (propuestas pedagógicas en la Comunidad Valenciana) que cada docente deberá después desarrollar para cada grupo de alumnos.

También se proponen las situaciones de aprendizaje interdisciplinares, como medida para enseñar a los alumnos a abordar los problemas reales tal y como se presentan en la práctica. Diseñar situaciones de aprendizaje interdisciplinares requiere un nivel de coordinación todavía mayor.

El trabajo coordinado y colaborativo del equipo docente resultará esencial para que el alumno consiga el perfil de salida propuesto como objetivo final de la etapa de escolarización obligatoria.

En los siguientes post veremos cómo diseñar la programación de aula y las situaciones de aprendizaje, acompáñame para no perderte nada y utiliza los comentarios si tienes dudas, así aprendemos todos.


Otros post para seguir aprendiendo sobre el nuevo modelo curricular:

Foto del autor

Ester Álvarez

Inspectora de Educación GVA. Convencida de que la Inspección es un factor de mejora del sistema educativo y de que la innovación es necesaria para adaptar la escuela a la sociedad del siglo XXI. Co-fundadora de la asociación de Inspectoras e Inspectores para una Nueva Educación, Insnovae. Coordinadora de la Xarxa 2030. Coordinadora del grupo Atlántida de Alicante.

4 comentarios en «Programando con la LOMLOE (I)»

  1. Buenas tardes. Después de haber consultado y estudiado el currículo de Ed. Física para la Comunidad Valenciana, me surge una duda importante. ¿Podría programar a partir del Real Decreto en lugar del propio de la CV? Conozco la concreción curricular, y sé que por dicho principio debería programar a partir del nivel de concreción más cercano, es decir, el currículo de la CV.
    El motivo de esta pregunta viene dado por la redacción tanto de las competencias específicas como de los propios criterios de evaluación en el decreto de la CV. Esta redacción reduce y simplifica estos elementos curriculares del Real Decreto de manera que se pierde una parte muy importante de dichos elementos. Los reduce hasta tal punto que, en ciertos casos, elimina una parte troncal del propio elemento curricular.
    Pongo un ejemplo: la competencia específica 1 del Real Decreto reza de la siguiente manera:
    «Adoptar un estilo de vida activo y saludable, seleccionando e incorporando intencionalmente actividades físicas y deportivas en las rutinas diarias a partir de un análisis crítico de los modelos corporales y del rechazo de las prácticas que carezcan de base científica, para hacer un uso saludable y autónomo del tiempo libre y así mejorar la calidad de vida». En él se ve claramente el protagonismo del término salud, y cómo todo gira en torno a la competencia para llegar a adquirir un estilo de vida saludable.
    Veamos ahora cómo está redactada la competencia específica 1 en el decreto de la CV:
    «Integrar un estilo de vida activo mediante la práctica de la actividad física y deportiva autorregulada y el establecimiento de conexiones entre los hábitos de comportamiento cotidianos y el bienestar físico y mental». Como puede ver, el término salud o saludable ni siquiera aparece. Habla de estilo de vida activo (que cualquier profesional del ámbito sabe que activo no es igual a saludable), y también de bienestar físico y mental (términos muy subjetivos que pueden provenir o no del movimiento saludable).
    Obviamente, los criterios de evaluación derivados de esta competencia, tanto del Real Decreto como del Decreto, difieren de igual forma (o más) de lo que difieren las competencias específicas.
    Por tanto, pregunto de nuevo si sería posible (y admisible) programar a partir del Real Decreto y no del Decreto de la Comunidad Valenciana.
    Muchas gracias por su tiempo y por su accesibilidad.
    Un cordial saludo.

    Responder
    • Hola Jose, no sería correcto, sobre todo si hablamos de las oposiciones, el referente para programar tiene que ser el currículo de la Comunidad Valenciana.

      Lo que sí puedes es utilizar el RD como referente para interpretar los términos que consideres que no están suficientemente explicados en el currículo valenciano, que como sabes, debe haberse redactado a partir de lo establecido en el RD por tanto, aunque se exprese de otro modo cabría interpretar que la competencia específica hace referencia también a la salud.

      Por otro lado, si estuviésemos hablando de la concreción curricular de un centro educativo podríamos añadir aspectos recogidos en el proyecto educativo de centro, como la importancia de crear hábitos saludables.

      También puedes consultar el perfil de salida, es único para todo el territorio español y en él también se habla de la salud física y mental y de los estilos de vida saludables por lo también podrías hacer referencia a dicho aspecto.

      Responder

Deja un comentario